.

.
.

Pages

Conoce a Gabriel Emilio, el bebé ARCOIRIS que nació de dos libras

lunes, 14 de noviembre de 2022

send email
print this page


Redacción CNS.-

 

SANTO DOMINGO.- Gabriel Emilio, quien apenas tiene tres meses de haber venido al mundo, nació de dos libras. Su madre, Lissett Almonte, solo tenía 28 semanas de embarazo cuando se le presentó el parto. La membrana se rompió y hubo que proceder.

 

Este bebe, es el tesoro más preciado para Lissett y Julio. Es su primer hijo. Antes de que él llegara a traerles alegría, aunque entre muchas lágrimas, habían sufrido en carne propia la pérdida de su primer embarazo, que solo duró 12 semanas.

 

Fue a principio de este año que el Señor los bendigo con un “bebé arcoíris” (niños que llegan luego de un pérdida). Desde entonces, la felicidad empezó a reinar en el hogar de la pareja. Claro, nunca imaginaron que les iba a tocar lidiar con la alegría de tener a su bebé y el dolor de verlo atravesar por tantos procedimientos a tan corta edad y con un cuerpecito tan diminuto.

 

“Cuando nos enteramos de que íbamos a tener otro bebé, no cabíamos de la alegría, y estamos felices de tenerlo en brazos, pero esta experiencia ha sido muy dolorosa. Es triste verlo tan pequeñito y pasando por tantas pruebas”. Llorar es casi obligatorio. Imagínese, si eso es usted leyéndolo, cómo deben sentirse ellos viviéndolo. 

 

“Todo iba bien con mi embarazo. Ni malestares me dieron, pero al cumplir las 28 semanas se rompió la membrana y tuvieron que hacerme el parto. El niño nació de dos libras y 10 onzas, demasiado pequeño y luego se le presentaron muchas complicaciones. No nos aseguraban su vida”. Hace una pausa para no llorar.

 

Prosigue Lissett Almonte su relato y es ahí cuando con voz de dolor dice: “En esos 83 días que estuvo interno, mi esposo y yo llegábamos a la clínica en la mañana y salíamos en la noche, sin comer, sin descansar, solo haciendo gestiones. Nos íbamos sin saber si cuando regresáramos al día siguiente nuestro bebé iba a estar vivo”. Eso dolió demasiado.

 

Ella sacaba fuerzas de donde no tenía porque con todo y el reposo que debía guardar por su posmaternidad, una causa mayor la movía a ir todos los días a ver a su amado Gabriel Emilio.

 

“Teníamos que esperar cinco días para ver si se salvaba y era un calvario escuchar esos teléfonos sonar para decirnos: ‘lo vamos a transfundir’, ‘hay que operarlo’, ‘lo vamos a entrar en el ventilador’… No era nada fácil”. Eso lo comenta ya más aliviada, pues gracias a todo eso hoy tiene a su bebé con ella.

 

Había días que no bien lo sacaban del ventilador de alto nivel, cuando al poco tiempo tenían que volverlo a entrar porque no eran fáciles las crisis que hacía el bebé por la cantidad de afecciones que atacaban su pequeño cuerpo.


Recomiendalo:

Incidencias

EN LA MIRA

Denuncian Alcalde de Jimaní mantiene a oscuras a esa frontera

Redacción CNS.-                          JIMANÍ , Provincia Independencia.- Residentes en los diferentes sectores de la zona fronter...

→ TECNOLOGÍA CNS


 
Design by Grupo MG |Para Publicidad: 829-835-6943 | .
© Av. 12, No.85, Vicmar, Ensanche Isabelita, Santo Domingo Rep. Dom. Tels: (809)908-3823/ (829)683-0802 Copyright 2017 Cable Noticioso All Rights Reserved.